Breve historia del ácido hialurónico: de la pastelería a la estética

El ácido hialurónico fue descubierto en 1934 y utilizado por primera vez con fines comerciales en 1942, cuando el científico húngaro Endre Balazs empleó las técnicas de Meyer para sintetizar el ácido de las crestas de los gallos. Interesado por el compuesto, patentó el primer uso de este ácido: sucedáneo de la clara de huevo en los productos de pastelería.

1934: descubrimiento científico

MeyerEn 1934 el farmacéutico alemán Karl Meyer y su colega John Palmer, doctores de la Universidad de Columbia (Nueva York), lograron aislar en el laboratorio de Oftalmología de la Universidad una sustancia hasta entonces desconocida a partir del cuerpo vítreo de los ojos de las vacas.

Descubrieron, entonces, que esta sustancia contenía dos macromoléculas de azúcar y que una de ellas era ácido urónico. A raíz de esto tomaron la decisión de darle el nombre de ácido hialurónico a partir de las palabras hialoide(vítreo) y ácido urónico.

La sustancia, que ayudaba al ojo a conservar su forma, era sumamente viscosa, lo que hizo sospechar a Meyer que podría tener algún empleo terapéutico. Sin embargo su extracción a partir de los ojos de las vacas no era factible comercialmente.

1942: uso comercial en pastelería

BalazsEl ácido hialurónico fue utilizado por primera vez con fines comerciales en 1942, cuando el científico húngaro Endre Balazs empleó las técnicas de Meyer para sintetizar el ácido de las crestas de los gallos, que hoy día continúa siendo una de las fuentes de ácido hialurónico más provechosas.

Interesado por el compuesto, patentó el primer uso de este ácido: sucedáneo de la clara de huevo en los productos de pastelería.

Balazs llevó a cabo la mayor parte de los descubrimientos sobre hialurónico durante los últimos cincuenta años, habiendo sido premiado por su carrera en numerosas ocasiones e incluso le han puesto su nombre a los premios de la International Society for Eye Research (Sociedad Internacional de Investigación Ocular).

 

1996: el segundo descubrimiento: la cosmética

Más de 60 años despúes de ser descubierto por Meyer y Palmer, su utilización en cosmética y medicina estética lo llevó a cobrar una gran importancia dentro del sector, representando un boom económico.

La aplicación de ácido hialurónico en los tratamientos de belleza y estéticos se debe a que su principal propiedad es la de aumentar el volumen e hidratación de la piel, haciendo que ésta luzca mucho más tersa y radiante.

El crecimiento ha sido tan grande, que en su producción ya no solo participan las industrias cosmética y farmaceutica, sino que también incluye a la industria agroalimentaria.

Y esto se explica porque el ácido hialurónico no puede obtenerse por síntesis, sino mediante técnicas de bioingeniería (a través de un proceso de fermentación bacteriana del ácido úrico), o extrayéndolo de distintas fuentes naturales (que suele ser la manera más habitual).

Las principales fuentes naturales de obtención de ácido hialurónico son: crestas de gallos, aletas de tiburón, articulaciones vacunas, residuos del procesado de pescado (intestinos, ojos) y cordón umbilical.

De todas ellas, la fuente más provechosa es la cresta de los gallos ya que, además de ser, esencialmente, una gran superficie de piel que aumenta su concentración de ácido hialurónico como respuesta a la testosterona, es una parte del animal que, después de muerto, se desecha 

También se lo puede obtener de las gallinas, aunque en menor medida.

Si bien el humor vítreo y líquido sinovial de las articulaciones del ganado vacuno es otra de las fuentes principales de ácido hialurónico, el problema de las vacas locas afectó su confiabilidad de origen.

Biotecnología y derivados del ácido hialurónico

Durante los últimos años se ha utilizado la biotecnología para desarrollarderivados del ácido hialurónico con dimensiones moleculares específicas para aumentar aún más sus funciones y aplicaciones.

Los investigadores aseguran que estos productos, además, pueden ser beneficioson en el tratamiento de otras alteraciones cutáneas caracterizadas por la atrofia y la pérdida de colágeno, como la lipodistrofia ocasionada por el VIH o por el uso de terapias tópicas con esteroides.

Este desarrollo y fabricación de compuestos derivados está generando el registro de numerosas nuevas patentes en todo el mundo.
 

FUENTE: http://www.esteticamedica.info

Newsletter

Redes Sociales

Contactanos

  • Rojas 1691 PB CABA
Google+